GUITARRA DE LLAVES

RELATO SOBRE LA GUITARRA DE LLAVES POR SU INVENTOR, EL GUITARRISTA FERNANDO ALONSO.

La guitarra de llaves la inventé en 1990 cuando intentaba transcribir la obra de Oudrid “EL SITIO DE ZARAGOZA”. En mi empeño por conseguir el resultado más fiel a la partitura original, ideé la posibilidad de dotar a mi guitarra con los elementos que posteriormente denominaría “SISTEMA DE LLAVES”. Estos elementos deberían tener la facultad de variar el tono de las cuerdas graves de forma inmediata.
En el taller de mi propia academia de música (CASA SORS-BARCELONA) tomé una de mis guitarras, y modificando la pala y el clavijero, pude ampliar el diapasón y el tiro de las cuerdas quinta y sexta en la extensión de dos casillas o trastes, siendo esto lo que me parecía conveniente. Meses más tarde, y después de diversas pruebas, conseguí dar con el tipo de llave óptimo para ultimar mi invención. Todo ello dio lugar a la creación de una nueva guitarra, que aumentaba los recursos de las de uso común, y le di el nombre de “GUITARRA DE LLAVES”. Con gran satisfacción comprobé las ventajas que me ofrecía un instrumento de estas características. Algunos temas que tocaba desde hacía años, pude modificarlos, y adaptándolos a la nueva disposición de mi guitarra, conseguí armonizaciones más completas con un resultado sonoro rotundamente mejor. Curiosamente algunas dificultades de ejecución desaparecían, o bien, se me presentaban diversas alternativas donde podía escoger la mejor solución para cada obra.
Desde entonces he ido realizando transcripciones y versiones de obras para guitarra de concierto, algunas clásicas y otras más populares. Entre las que se favorecen con el sistema de llaves puedo destacar las siguientes: EL SITIO DE ZARAGOZA (Oudrid), GRANADA (Albéniz), CLARO DE LUNA (Debussy), LLEVANTINA (sardana de V. Bou), EL SALTIRO DE LA CARDINA (sardana de V. Bou), EL TERCER HOMBRE (Anton Karas), TE PARA DOS (fox-trot de Vicent Youmans), EL HUMO CIEGA TUS OJOS (Jerome Kern), NOCHE DE PAZ (Gruber – F.Alonso), QUIZAS, QUIZAS, QUIZAS (Osvaldo Farrés) y EL NOI DE LA MARE (armonización en Sol de Fernando Alonso).
La primera audición pública en la que se utilizó una guitarra de llaves, fue dada por el concertista CARLES TREPAT, y se celebró en el AUDITORIO MANUEL DE FALLA de Granada pocas semanas después de realizar mi invención. Trepat utiliza en sus conciertos una guitarra construida por Antonio Marín y transformada por mí al sistema de llaves, y ha escrito nuevas transcripciones inspiradas en este instrumento. Entre ellas se destacan: ASTURIAS de Albéniz (en sol menor), CATALUÑA de Albéniz (en re menor), EL ALBAICIN de Albéniz (la menor), DANZA ESPAÑOLA número 8 de Granados (en do mayor) y ZAPATEADO de Granados (en sol mayor). También quiero señalar que desde un primer momento adoptaron el sistema los guitarristas JUAN MARÍA SOLÉ y RAFAEL RICO, y que el CUARTETO DE GUITARRAS “MOSAIC” se sirve de una guitarra de llaves para orquestar sus versiones. E1 componente del cuarteto que hace uso de la invención es DAVID MURGADAS.
La guitarra de llaves produce sorpresa en el ambiente musical y provoca el entusiasmo de numerosos guitarristas que califican el invento de revolucionario, o de “maravilloso hallazgo” para el futuro de la guitarra. Sin embargo, para sacarle provecho al sistema de llaves, es importante que quien lo vaya a utilizar tenga la capacidad de hacer nuevas versiones o composiciones, pues no debemos olvidar que salvo los trabajos realizados por los que somos pioneros en este sistema, la música escrita que existe sobre la guitarra está compuesta para ser tocada con un instrumento de tipo común, y sacaremos ventaja con las llaves en casos concretos, como por ejemplo sucede con la SONATINA de F. Moreno Torroba, que podemos tocar sus tres movimientos sin interrupción.
La posibilidad de cambiar el tono de la sexta cuerda de MI a RE, o viceversa, en la guitarra de llaves es inmediata, pero nos beneficiaremos de ello en aquellas obras en que la digitación de la mano izquierda nos lo permita, y también cuando realicemos composiciones o transcripciones contando con este recurso. Lo mismo sucede con la quinta cuerda. Para tener mejor comprensión es necesario observar que no es igual, por ejemplo, bajar la sexta cuerda a RE por el procedimiento de dar vueltas a la palomilla del clavijero, que abrir una llave, ya que con el primer procedimiento las notas sobre el diapasón quedan desplazadas en la medida de dos trastes, mientras que abriendo la llave las notas quedan fıjas en el lugar que tenían cuando la cuerda estaba en MI; y esta es una de las ventajas que nos da el sistema, pues podemos escoger entre las dos opciones según nos convenga en cada caso. También debemos contemplar que cuando bajamos o subimos una cuerda por mediación del clavijero, al poco rato y por leyes físicas, ésta se desafına; si utilizamos las llaves esto no sucede.
Por el momento la guitarra de llaves es de uso minoritario, pero puede atraer a una élite de guitarristas interesados en ampliar las posibilidades de su instrumento. Si entre todos logramos crear un repertorio amplio y sugestivo, su divulgación y utilidad llegarán a generalizarse.

(Fernando ALONSO, BARCELONA, mayo de 2000)

guitarra de llaves 2 copiaEsquema con flechas 2ok

Anuncios